Blogia
urdimbrED

Patrimonio que se respira

Patrimonio que se respira

El patrimonio Inmaterial encierra, desde lo tangible hasta lo intangible, mezclado en sentimientos de identidad y continuidad por medio de prácticas, representaciones y expresiones de las comunidades, grupos e individuos, que se van transmitiendo de generación en generación por medio de la recreación permanentemente en función de su medio, entornas naturales e historia, garantizándose de esta forma, la sostenibilidad de la diversidad.

Al hablar de patrimonio inmaterial se piensa en aquello que es no tácito y muchas veces es imperceptible, debido en muchas ocasiones, a su constante presencia. Es así como la música, las fotografías, los muebles, las casas, los olores, los sabores, los animales, los libros, los gestos y actitudes, los chistes, hasta los colores y las combinaciones que de ellos se logran, hacen que se tenga presencia específica en un lugar y espacio para construir identidad y sentidos colectivos.

Son pequeños o grandes detalles, como aquel viejo y retorcido camino que sirvió en algún momento de lugar de encuentro entre paisanos o, tal vez, esa ruana o poncho que se usa en ciertas comunidades y que son símbolo del reconocimiento y de su sentido de pertenencia o aceptación.

La vida está llena de recuerdos, de vivencias, de sentimientos, de necesidades y apropiación de construcciones, tanto individuales como colectivas, que van siendo plasmadas en la coexistencia de los seres. Paisajes vividos que van formando los entornas, por medio de la tradición y los tiempos, para permitir que la existencia se pueda insertar respetando los legados y los aportes constantes mientras que sigue siendo permeable y cambiante, sin perder su identidad.

Hombres y mujeres cargamos con un cúmulo de recuerdos, de información, de vivencias, emociones y sensaciones que interactúan para satisfacer, suplir, mejorar o cumplir necesidades.

Por el patrimonio inmaterial, que está presente en cada momento y situación, es que se usan, cuidan, disfrutan y comparten muchas pequeñas y grandes cosas, propias de la práctica permanente desde lo individual hasta lo colectivo y que permiten recrear el paisaje de manera única. Es todo aquello que pertenece, porque se ha o lo han heredado, lo ha o lo han construido, por eso está profundamente ligado con la vida. Los objetos o las ideas que están plasmadas en la construcción de algo hacen parte de la memoria, traen recuerdos, son testigos de la historia y serán legados para otros.

DORIS HELENA ROJAS
Proyecto entre Soles y Lunas
Asociación el Colletero. La Rioja

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

arantzazu -

áun recuerdo, y creo que siempre lo haré, el olor de las zanahorias del huerto de mi abuela; han pasado ya varias décadas, el huerto ya no existe pero para mi es un legado de patrimonio inmaterial que me dejó este ser tan querido....
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres