Blogia
urdimbrED

De almazaras y raíces

De almazaras y raíces

 

La región andaluza ofrece al mundo más aceite que ninguna otra del mundo, más incluso que casi todas juntas. El aceite de oliva se produce en Andalucía desde los primeros tiempos en que el hombre aprendió a domar la naturaleza, o más bien tuvo la ilusión de ello, pero digamos que los viejos campos de olivos andaluces parecen amarnos tanto como para convivir siglos con nosotros, resistir el duro clima, la falta de agua, la avaricia de algunos y seguir alimentando cuerpos y almas. Esos olivares de sierra y de campiña, centenarios, son campos de esculturas vivas y son en sí un valioso patrimonio que hay que proteger. Porque es cierto que gran parte de los olivos que nos rodean a los que vivimos en las provincias de Córdoba y Jaén se plantaron en los últimos 50 años, pero no lo es menos que el paisaje de olivos y la cultura del aceite está ligada a estas tierras desde siempre como prueban los numerosos yacimientos y restos arqueológicos.

En la actualidad y desde hace unos años se protegen e investigan estos valiosísimos hallazgos, pero no siempre fue así. En las zonas rurales andaluzas, el expolio ha estado presente hasta muy recientemente y ni siquiera existía una sensibilidad social general para censurar ese comportamiento. Así, multitud de objetos que atestiguan las formas en que se obtenía, almacenaba, utilizaba y consumía el aceite en nuestra historia están en manos privadas.

Es cierto que desde principios de los 90, con el impulso de los sucesivos gobiernos regionales y, en cierta medida, en relación con la aplicación en Andalucía de la política europea de desarrollo rural, se ha hecho un gran esfuerzo por poner en valor esos retazos de nuestra historia y recuperarlos para la comunidad: restos arqueológicos, infraestructuras, gastronomía, folclore popular… la misma sociedad rural se hecho protagonista de ese reencuentro con su identidad. Buena muestra de ello son los Museos de la Hacienda la Laguna en Jaén o el Museo del Aceite de Baena, entre otras muchas iniciativas, ambos situados en antiguos molinos de aceite. Sin embargo, numerosas almazaras con gran valor arqueológico han desaparecido y otras siguen languideciendo y acabarán del mismo modo si no se interviene a tiempo.

 

Raquel Moreno Vicente
Europe Direct Andalucía Rural
ADEGUA

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

EUROPE DIRECT - CAIRE -

La verdad es que el paisaje de olivos andaluz es una maravilla, especialmente cuando no estás acostumbrado a él. También nos ocurre aquí en el Maestrazgo, la gente que nos viene a visitar queda impresionada, mientras que sus habitantes no terminan de ver su valor (el Maestrazgo está incluído en la red de Geoparques Europea) por la convivencia del día a día.
El paisaje tradicional, natural o humanizado, es un valor patrimonial imprescindible para el desarrollo de nuestros territorios. Un saludo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres